Aunque hemos tenido una temporada sin actividad, por cuestiones técnicas y administrativas, estamos de nuevo en marcha.
Esperamos vuestros textos en las condiciones que se indican.
Gracias a todos los miembros de Netwriters

martes, 28 de junio de 2011

--QUIÉN-- POR CARMEN FABRE




QUIÉN


¿Quién dice que se acabó? ¿Quién se otorga el poder del tiempo, del infinito, de la capacidad de soñar? Es ahora o nunca, ya no hay vuelta atrás y jamás la hubo.
Debo elegir: quedarme con los brazos cruzados, bajos, caídos… viendo la película de lo que mi vida podía haber sido o levantar un pie tras otro y convertirme en protagonista de lo que sea que es esto que llamamos existencia, vida.

Caerme y levantarme, darme de bofetadas con la contrariedad y salir reforzada, asustarme y morirme temporalmente de miedo, para surgir como un titán enardecido, atrincherarme y sacar la cabeza aunque las balas silben en mis oídos y rocen hiriendo mi cráneo…

Llorar porque he aprendido a hacerlo sin penar… reír porque es una expresión de la soledad doliente de instantes eternos…

Vivir la ebriedad de la emoción y estrellarme con ella y en ella, no evitarla por miedo a la resaca de la decepción, que llegará, pero por haber vivido, no por evitar las sensaciones… sentir…sentir… siempre sentir, aunque duela y ahogue mi respiración…

Ver en mis manos la capacidad de apremiar al corazón para que vehementemente me obligue a estrujar cada segundo y que no se me escape nada, nada que pueda hacerme feliz.

Hacerme las preguntas correctas ¿Por qué no? ¿Por qué a mí no? ¿Por qué no ahora? Ir a por lo que sospeche mínimamente que me pueda hacer feliz…. Perder la vergüenza, sí, perderla aunque sé que nunca la he encontrado...y mostrarme como soy sin miedo, sin ambages; que quién me lea me conozca y viva conmigo, si quiere, este jeroglífico sin brújula, esta cartografía inexplicada e incompleta que es la vida, ir directa hacia lo que quiero, porque ya se ocupa el mundo de dar vueltas …dejar entrar en mis sueños si me dejan entrar en los suyos, eliminar las sombras que no dejan ver la claridad de lo hermoso , concederme todas las posibilidades de ser porque nada es inalterable.

Dejar que yo y todo lo que contengo, esté en un continuo proceso de cambio; la mayor parte de esos cambios son minúsculos y escapan a mi percepción, pero son reales y a lo largo de un periodo de tiempo lo suficientemente largo su efecto combinado hace que todo lo que me parecía imposible se convierta en probable y más adelante en real.

Ser sentido común caótico y desorganizado… siguiendo los dictados de mi teoría favorita…excéntrica, porque en el centro no está la virtud, está el aburrimiento y el letargo; centrífuga, tangente… saliendo constantemente de la órbita de lo normal ¿qué es lo normal? ¿Lo defines tú o yo? Creo que yo.

Dar rienda suelta a la felicidad o a la amargura a la pasión, por lo que sea, en cada momento; no engañarme primero a mí y así no engañar a nadie, mostrar la certeza de lo incierto…aprender a rechazar la compasión y aceptar la generosidad y el consuelo…

Sacudir la ortodoxia con la imaginación que contenga en sí misma errores aplicables, quiero errores fructíferos llenos de semillas de mis propias correcciones y que quién sea se quede con una verdad aséptica y estéril… quiero ser torpe para situarme en el km 0 de múltiples aprendizajes…


¿Quién dijo que no se puede? NADIE, yo lo dije una vez y me arrepiento.



Espacio para comentar los libros de mi vida . No es un blog de crítica literaria ; es de una lectora empedernida y entusiasta . Recomiendo que antes de comenzar con las entradas,se haga una lectura de ¿POR QUÉ LEO? De vez en cuando, iré poniendo textos míos de diversa índole, intercalados con los comentarios sobre "mis libros". Gracias a todos



8 comentarios:

  1. “este jeroglífico sin brújula, esta cartografía inexplicada e incompleta que es la vida”

    “Sacudir la ortodoxia con la imaginación que contenga en sí misma errores aplicables, quiero errores fructíferos llenos de semillas de mis propias correcciones y que quién sea se quede con una verdad aséptica y estéril… quiero ser torpe para situarme en el km 0 de múltiples aprendizajes…”

    Carmen, ¿dónde hay que firmar este texto? Yo también lo quiero para mí.

    Quiero abandonar las sombras, las efímeras eventualidades, reír, soñar, imaginar, extender las prolongaciones interminables de mi ser, traspasar límites personales, abandonar las dudas que congelan los gestos y las acciones...Quiero ser como tú y caminar por “ esta cartografía inexplicada e incompleta que es la vida”

    Plas, plas, plas...Enhorabuena, es un magnífico texto.

    Besos y un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Este, sin duda, es uno de los grandes textos colocados en este espacio...y en todo Netwriters. Enhorabuena, Carmen. Me fascinó la primera vez que lo leí...y me sigue fascinando ahora, que está colocado en un lugar concreto, determinado, permanente.

    ResponderEliminar
  3. Por cierto, Carmen, qué buen inicio de tu blog. Creo que nos dará muchos momentos de reflexión y de gusto por la lectura. Con tus textos elegidos de esa pléyade de experiencias de buena lectora que ofreces...y con tus propios textos de escritora. Me alegra mucho haber inaugurado los comentarios. Por aprecio de lo que allí he visto. Y por aprecio de quien lo ha colocado. Espero que, en cuanto lo conozcan, muchos compañeros hagan de él lugar de estancia y visita obligada. Obligada por el placer del encuentro. Y por lo que aporta el mismo.

    ResponderEliminar
  4. Muchísimas gracias a los dos,de verdad;también a Netwritwers por ofrecerme la oportunidad de publicarlo, es un espacio maravilloso.

    ResponderEliminar
  5. Carmen, lección de vida. Te confieso que te leí y tambaleé. Verdades que debemos apresurarnos a decirnos y aciertos para continuar con empeño la vida que nos queda. Gracias.

    ResponderEliminar
  6. Gracias Rosaura.Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Gregorio Garcia Garcia. (Flecos).14 de julio de 2011, 21:45

    Amiga Carmen, es mucho tu arte, me encanta el texto, del tema comprendo bien tus sentimientos que, nacen y ahondan en tu experiencia. Así es la vida, un continuo morir y renacer, nuestra capacidad de aceptación es nuestro nivel.
    Sueña siempre y si despiertas sigue soñando y seguirás viviendo. Besos y un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Muchas gracias, Flecos...

    ResponderEliminar

El autor de este texto agradece sus palabras.

Sigue las actualizaciones desde tu correo