Aunque hemos tenido una temporada sin actividad, por cuestiones técnicas y administrativas, estamos de nuevo en marcha.
Esperamos vuestros textos en las condiciones que se indican.
Gracias a todos los miembros de Netwriters

jueves, 26 de mayo de 2011

-EL ZOCO DE LA DERROTA ANARQUISTA- POR ANA OBIS. ASPID

En la plaza del pueblo se amontonan las almas,
se saludan, conversan y se ignoran.
Ya no se miran a los ojos,
se destruyen unos a otros.
Los días de lluvia se esconden
bajo el paraguas,
van disfrazados de persona
escudriñando entre el ropaje
de la existencia.
Permutan por contratos
la última voluntad del vengador.
El ganado dormita en el corral.
En la plaza gobierna
otro albedrío. Libre,
pestilente, irresoluto.
La cuna del capricho, del antojo.
El ganado aún duerme en el redil.
En esta triste plaza
soy la observadora anónima
que se refugia en la impotencia,
porque sé que el rebaño,
cuando reacciona al mordisco del perro,
es para huir.
Cae el imperio de la Humanidad
y comienza en la plaza de mi pueblo.
!Hay que joderse!


porque puedo reflejarme, y tu puedes reflejarte en el cristal...


6 comentarios:

  1. Explicito y concreto. La literatura es, a veces, así. Testigo y crónica, no siempre dulce, de lo sucedido. Que, mezclado en la memoria - nuestra o de los otros - se transforma en narración o poema, o ambas cosas. En tu fusión hay mucho de grito: escritora rebelde que sabe que la palabra sirve para tender puentes, pero también para enmarcar sensaciones. Extraño, aparentemente, poema, que nos trae una de las distintas voces de Ana Obis, una escritora de amplio registro que es uno de los más auténticos valores de esta suma de todos que es Netwriters.

    ResponderEliminar
  2. Bajo un cielo plomizo, aquel que se extiende sobre todos los seres anónimos, pero también aquel otro que aboveda nuestros pensamientos, los individuales e íntimos, evocando imágenes de seres que pululan desalmados, desnudos de pensamientos, ajenos a cuanto les rodea...
    Esas son las imágenes agolpadas en mi mente tras la lectura de este magnífico poema. Enhorabuena, Ana.

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias Emilio, sabes que pienso que eres siempre muy generoso en tus palabras para conmigo. Aunque ando lejos de quejarme por ello.

    Muchas gracias Rafael, también son tus palabras bellas en las imágenes que describes, y si un poema, un texto, una lectura, llega y cala, el autor queda honrado.

    Un besote a ambos.

    ResponderEliminar
  4. Querida, Ana, siempre me han gustado las plazas como puntos de encuentro, de reunión. Pequeñas ágoras en las que se reunen almas, sentimientos y pensamientos. Pero ultimamente mi percepción está cabiando hacia una plaza como la tuya. Espacios en los que se vive pero no se con-vive...

    Este hubiera sido mi comentario en sintonía con tu poema hasta hace unos días. Pero el 15 M debolvió el sentido primigenio a las plazas, vuelvo a creer en ellas. No, no cae, de momento, el imperio de la Humanidad.

    Enhorabuena por este magnífico poema. !Hay que joderse! Qué gran escritora eres.

    Besos y un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Gracias atxia, un honor que seas tú quien me lo diga.

    El poema es anterior al famosos 15, pero yo... yo sigo creyendo más en esas letras que en la plaza.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  6. La Plaza está llena de letras...y ahora hay que conseguir que las Letras, la conciencia, y la vida, llenen todas las plazas y caminos por los que discurre la Humanidad. Sí, sin cultura, todos los pasos son intenciones y poco útiles. Y sin trabajo - ojalá fuera siempre deseado y amable - también. Hacer los que nos gusta y sabemos...y que lo que nos gusta y sabemos sea útil para el planeta y todos sus habitantes. Saber...he ahí la palabra clave.

    David Nihalat

    ResponderEliminar

El autor de este texto agradece sus palabras.

Sigue las actualizaciones desde tu correo