Aunque hemos tenido una temporada sin actividad, por cuestiones técnicas y administrativas, estamos de nuevo en marcha.
Esperamos vuestros textos en las condiciones que se indican.
Gracias a todos los miembros de Netwriters

viernes, 27 de mayo de 2011

-SUBCONSCIENTE- POR EMILIO PORTA

Me acabo de despertar y todavía tengo en mi toda la claridad del subsconsciente. Por eso puedo ser yo. Todavía no se han instalado las barreras difusas del ser social que se enfrenta diariamente a los disfraces necesarios para sobrevivir. Todavía las barreras de las palabras útiles y los conceptos defensivos no se han instalado en mi alma, en mi cerebro, que es un lago sin límites, un lago sin orillas, es el mismo río inmenso que está, al mismo tiempo, en su nacimiento y su recorrido. Nada me impide utilizar la palabra con el significado corporal de las sensaciones, ser vehículo de mi mismo, desarrollando mi identificación en la profundidad de mi psique. Ahora que el ser social aún no dirige mi pensamiento puedo dejar de lado las pretensiones, el yo exterior mezclado con el yo interior que me acompaña y que, todavía, se deja traslucir en su propia búsqueda de la libertad y la autenticidad (el concepto de reencuentro permanente) que, salvo algún instante de reflejo en la batalla de los espejos de la Literatura, es frenado por la imagen dada, por la expresión necesaria para la supervivencia en lo cotidiano. Ese yo, perdido en estancias del silencio, sin palabras, me acompaña en el pensamiento. Nada es aceptación real fuera de uno mismo o en el encuentro con los otros cuando ellos son fieles a si mismos, fuera de arquetipos establecidos, en el encuentro despojado de convenciones e intentos de formar parte del entramado social en que se mueve el ángel que quiere ser dios. En esta aceptación de la ruptura inconsciente con la visión plasmada por los sentidos conscientes, la mente es libre porque sólo responde al conjunto de reacciones químicas interiores que todavía no la ordena.
Poco a poco, según voy escribiendo, noto como la armadura de mi otro yo se va superponiendo y atando mis palabras. Poco a poco la realidad se impone y el viaje interior se va calmando y el sueño alejándose como una corriente difusa donde el que era ya no es. Y el ser que es, en lucha con la realidad, con el espacio en el que empieza a delimitar su propia realidad exterior, se va diluyendo. Y el ser de los objetos y las formas concretas, el perceptor que responde a su identidad delimitada se va acercando, se va conformando, como cada día. Va viendo, ahora de nuevo, con los ojos, lo que antes percibía con todo su ser. Desea que el ser que es no se vaya. Llama desesperadamente a la integración, pero la integración – todavía vistiéndose - le habla y le dice: “Solo sin palabras puedes hablar...sigue intentándolo mientras te quedan fuerzas para retener quien eres, mientras la necesidad de ocupar un lugar no te arrebate la lucidez del sueño” .
Y aquí estoy, en las estribaciones de la nada, intentando que mi yo no escape y transmitirlo antes de que se aleje, antes de que se borre y desvanezca, antes de que se olvide de quien era".

Emilio Porta.



-Escritores en red-





6 comentarios:

  1. Quizás no somos conscientes de que todo es percepción. La realidad, tal y como creemos que es, no existe. Es el cerebro y sus conexiones neuronales el que nos permite, a través de los sentidos, conformar esa realidad. Este texto tiene mucho que ver con ese mundo que percibimos, unas veces de una forma, otras de otra. La expresión literaria no es más que la utilización del lenguaje como herramienta para la expresión de sensaciones/emociones/pensamientos...lo que tiene bastante que ver con los elementos que nos conforman. Elementos físicos y químicos que no siempre se comportan del mismo modo. Ellos nos pertenecen y nosotros les pertenecemos. El yo no es más que una referencia necesaria que necesita de la alteridad para conformar nuestra llamada identidad. Y no nos creamos más especiales que la diferenciación que nos asiste por biología y cultura. Eso, al fin y al cabo somos. Y eso determina esa difusa alma que a veces nos ata y otras nos hace volar.

    ResponderEliminar
  2. ...de ahí la importancia de la Poesía.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Todas las mañanas somos un poco nadie, un tanto nada. Todas las mañanas nos descubrimos desnudos ante la vida y ante el mundo que nos rodea.
    Todas las mañanas...

    Hermoso.

    ResponderEliminar
  4. “Poco a poco la realidad se impone y el viaje interior se va calmando y el sueño alejándose como una corriente difusa donde el que era ya no es. Y el ser que es, en lucha con la realidad, con el espacio en el que empieza a delimitar su propia realidad exterior, se va diluyendo. Y el ser de los objetos y las formas concretas, el perceptor que responde a su identidad delimitada se va acercando, se va conformando, como cada día.”

    Y como cada día ese ser, sostenido por recuerdos y memoria, se enfrenta al murmullo de una nueva realidad empeñado en su búsqueda y su propósito.

    Ese yo interior mantiene la fe, la tenacidad y el convencimiento que inspira al yo, arquitecto de sueños, en la batalla continua por cambiar nuestra realidad y sobrevivir.

    Difícil de comentar. No porque no se entienda sino porque es tan denso...cada frase es un pensamiento, cada párrafo una filosofía, una reflexión. Gracias por compartirlo, es tan hermoso...

    Besos y un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  5. ¡Qué maravilla de texto!... Gracias, Emilio, por compartirlo. Un abrazo.

    Toñi

    ResponderEliminar
  6. Este texto me ha trasladado a esos episodios de la vida familiar donde los seres sociales (padres), se ven en el rebusque para contestar a los chicos con respuestas convencionales, negándose el derecho a ser libre.

    ResponderEliminar

El autor de este texto agradece sus palabras.

Sigue las actualizaciones desde tu correo