Aunque hemos tenido una temporada sin actividad, por cuestiones técnicas y administrativas, estamos de nuevo en marcha.
Esperamos vuestros textos en las condiciones que se indican.
Gracias a todos los miembros de Netwriters

domingo, 26 de junio de 2011

— LA HABITACIÓN DONDE EL TIEMPO NO PASA — POR EVOHÉ



A lo lejos, un tren que llega o se va, intenta despertarme y me baja de mi nube... Hay sueños de los que no quisiera despertar. Mis parpados pesan demasiado, cansados, parecen pegados a mí. En esta habitación casi a oscuras, solo un débil halo irrespetuoso de luz penetra por la persiana (baja) y anuncia la llegada de un nuevo día. Las cortinas, inmóviles.

En todo el lugar, ausencia de colores.

Gris.

Olores.

Muebles que ya son mi cuerpo. Almohadas y sabanas, que son mi alimento...

Jamás quisiera despertar de algunos sueños.

Un agujero en mi cama me sirve de refugio para escapar, no quiero levantarme, no quiero volverme a parar.
Mi boca, entre noqueada y anestesiada.
Mi cuerpo, de a poco comienza a responder, al son de una radio AM que susurra noticias con un tono familiar.

Un reloj a lo lejos, resuena como bombas sobre Irak...

TIC-
TAC.
TIC-
TAC.

Podría perderme en estas sabanas hasta el final... podría inventar una danza de movimientos para no levantarme jamás.

Las risas y los gritos de los niños camino a la escuela hacen mis oídos zumbar.

Aquí cada despertar es igual, cada día comienza así, y todo, todo parece tan lejano que de algunos sueños simplemente no me quiero despertar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

El autor de este texto agradece sus palabras.

Sigue las actualizaciones desde tu correo