Aunque hemos tenido una temporada sin actividad, por cuestiones técnicas y administrativas, estamos de nuevo en marcha.
Esperamos vuestros textos en las condiciones que se indican.
Gracias a todos los miembros de Netwriters

sábado, 11 de junio de 2011

— LIBROS EN BLANCO — POR JORGE SANTOJA SALA


Un día viendo un programa de televisión, un-una decorador de interiores (el género es lo de menos), proclamaba con descuidada naturalidad:

— ... en ese rincón unos libros para darle calidez... (Eran 4 libros amontonados de manera descuidada sobre una pequeña mesita junto a un sofá).

No se puede leer ni el título, ni se termina de ver con claridad la portada de ninguno de ellos.


Y yo me pregunto: ¿Se puede ser más necio y superficial? Utilizar un libro exclusivamente como un objeto de decoración.

Unos libros no para leerlos (vaya tontería). Un objeto que a quien lo ha creado le ha llevado muchas horas de trabajo, desechar todo eso y recurrir tan solo al efecto que crean en una habitación o al colorido de una portada.

¿Nunca se habrá planteado este decorador que dentro de un libro podría encontrar algo valioso?, o por lo menos que le pudiera gustar.

Se me ocurre un negocio: "Libros sin letras, para decoración".
E incluso se me ocurre el eslogan con el que los vendería: "Libros en blanco con portadas de colores, para conseguir calidez en las casas y en las frías noches de invierno, para reavivar chimeneas perezosas".

Presencias en la noche

Diario de una experiencia sobrenatural. Perfil del protagonista. (Aventura susceptible de resultar novelada)


2 comentarios:

  1. Leí este texto hace unos días, sin embargo no contesté en su momento por falta de tiempo.

    Una desazón extraña se iba quedando en mí al sentir las palabras. Hoy a vuelto a sucederme.
    Gracias.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, creo que si, que crean desazón. A mi el primero.

    ResponderEliminar

El autor de este texto agradece sus palabras.

Sigue las actualizaciones desde tu correo