Aunque hemos tenido una temporada sin actividad, por cuestiones técnicas y administrativas, estamos de nuevo en marcha.
Esperamos vuestros textos en las condiciones que se indican.
Gracias a todos los miembros de Netwriters

sábado, 19 de noviembre de 2011

— DESARRAIGO — POR BEATRIZ TERESA BUSTOS

Intento acallar la liturgia de venas que estrena mi soledad.
Mis palabras, son ángeles ciegos
buscando sus alas en el caos del cuerpo.
Ordenar los huesos
para evitar el derrumbe.
Nombrarme para salvarme y descubrir que la voz,
es deslucida ave
inmolada en mis labios

Desarrancarme de golpe
la luz inmisericorde del recuerdo
que se propaga por los sentidos,
en su vano intento de urdir un paraíso
en la tiniebla del olvido.

Si el espejo nigromante no quiebra de la lágrima su cínico ritual
no podré reconocer a los fantasmas atrapados
en la inmensidad del instinto.
Exigen. Siempre lo hacen
enmascarados en un rincón de la mente.

Habitar l a desmemoria sin sentirme esclava
de su indescifrable abismo, para encontrarme
y navegar hacia la próxima aurora.

Mi piel es la única testigo, de los jirones que utilizo
para tapiar las grietas de las palabras nunca dichas.

Escribo confesos poemas con mis restos.
Míseras frases escribo.
¡Ay! Si pudiera quebrar el filamento de tinta
que burila la hoja blanca con su oscura impronta…
Estas palabras, ya no me liberan
de lo que el alma recuerda.

Necesito descubrirme en este deambular sobre las heridas,
hasta sentirlas rescatarlas de las sentencias.
Así, andar las últimas murallas de la noche
y descifrar su códigos secreto.

Dejar de rememorar y de escriturar sobre el cuerpo,
el rostro marchito de la rutina
con su insaciable hambruna.

Ser estallido la luz, que se trepa por muros de cenizas
del pasado y serle ofrenda a la vida.


Beatriz Teresa Bustos
(2400)San Francisco -Córdoba -Argentina
email- mixtura7@hotmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El autor de este texto agradece sus palabras.

Sigue las actualizaciones desde tu correo